Visitar Panamá Viejo: ruinas, piratas y palmeras

Visitar Panamá Viejo

Después de unos días en la ciudad de Panamá, decidimos visitar Panamá Viejo, un conjunto de ruinas del primer asentamiento europeo sobre la costa del Pacífico.

Durante un tiempo, fue casi una ciudadela que llegó a albergar unos 10.000 habitantes. Sin embargo, como lo ilustran las memorias de las paredes, el lugar fue destruido por el pirata inglés Henry Morgan. Según parece, nunca más se reconstruyó, y hoy sólo quedan escombros y leyendas.

Visitar Panamá viejo poesía
Visitar Panamá Viejo tiene algo de poesía

Llegar a Panamá viejo

Desde el centro de la ciudad es bastante fácil ir hacia Panamá Viejo. Sólo hay que esperar en alguna de las paradas de la costa, preguntar a los buses que pasan y subirse al primero que prometa llegar a destino.

Sin embargo, un viajecito que parecía muy fácil se complicó porque fuimos a la mañana en hora pico.  Para entrar al bus,  había que pasar por un molinete y se hacía difícil por la cantidad de gente.

Junto a nosotros, subió un predicador, que firme e impasible ante todo el ajetreo, comenzó a recitar su discurso. Sin importarle que se lo llevaran por delante, continuaba inmutable en posición de firmes y -mientras unos lo empujaban y otros lo ignoraban- les decía a los pasajeros que algún día pujarían para entrar en el reino del Señor de la misma manera que estaban pujando para entrar en ese colectivo.

Por suerte, el amontonamiento duró solamente un tramo, ya que luego de haber cruzado el centro financiero, el bus quedó casi vacío, por lo que pudimos disfrutar un poco de la brisa matutina. Cuando llegamos a Panamá Viejo, éramos los últimos pasajeros y el conductor nos avisó antes de terminar su recorrido y volver al centro de la ciudad.

El centro de artesanos y una entrada al mar

El centro de artesanos -un edificio techado con muy buena ventilación- fue lo primero que encontramos al visitar Panamá Viejo. Como llegamos a la mañana, recién estaban abriendo y solamente pudimos ver algunos puestos.

Saliendo del centro,  hay una playa pequeña y de arena negra y húmeda, que da directamente al Pacífico. También hay pájaros misteriosos que se empeñan en cazar los peces que se estancan en los pozones.

visitar Panamá Viejo Centro de visitantes
Catherine también fue a visitar Panamá Viejo

¡Por fin Panamá Viejo!

Detrás del centro de artesanos y detrás del mar, encontramos finalmente las ruinas de Panamá Viejo.

Las ruinas están bien señalizadas, lo que permite conocer bien la historia de cada rincón. El sol pega bastante fuerte, pero la sombra de algunos árboles ubicados al costado del camino junto con la brisa marina, nos ayuda a olvidarnos del calor.

visitar Panamá Viejo
Primera impresión de las ruinas de Panamá Viejo

Poco a poco, las ruinas van apareciendo. Primero hay sólo unos muros olvidados, pero a medida que caminamos, las paredes se vuelven más grandes, hasta que de repente aparece una casona cuyo interior es muy similar al de una iglesia.

visitar Panamá Viejo 2
El sol golpea fuerte en Panamá Viejo
visitar Panamá Viejo 3
Una construcción en Panamá Viejo

Dentro del edificio, se puede caminar tranquilamente, porque las refacciones que se han hecho permiten que se mantenga en pie sin riesgos.

visitar Panamá Viejo 4
Los interiores de las ruinas de Panamá Viejo

Salimos y nos esperaban las palmeras, el contraste entre los rascacielos y las antiguas construcciones,  y un sol que poco a poco iba llegando a su cenit.

visitar Panamá Viejo 5 palmeras
Dos palmeras nos saludan al visitar Panamá Viejo
visitar Panamá Viejo 6
El contraste entre Panamá Viejo y la ciudad nueva

 

Tuvimos que caminar otro trecho, y encontrar más  paredes rotas y solitarias, para finalmente llegar a la torre que indicaba el final de las ruinas.

visitar Panamá Viejo 7
Nuevas ruinas nos esperan

 

Visitar Panamá Viejo 10
Una pared solitaria
Visitar Panamá Viejo 9
El contraste entre lo viejo y lo nuevo que se puede apreciar al visitar Panamá Viejo

La torre está abierta al público y hay escaleras nuevas que permiten subir allí de manera bastante segura. Lo que una vez fue el punto más alto, y probable fortaleza de defensa, no quiere hoy empequeñecer ante  la competencia de la modernidad.

Desde una de los lados de la torre, se puede ver la ciudad vieja, mientras que en el punto opuesto, la vista es de un puente, que atravesando el mar, une dos puntas de la ciudad.

visitar Panamá Viejo vista panorámica ciudad vieja
Parte de la ciudad vieja vista desde la torre

Visitar Panamá Viejo vista panorámica

Notas: algunas cosas a tener en cuenta al visitar Panamá Viejo

Si bien visitar Panamá Viejo es bastante fácil para los que están en la ciudad, es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones:

  • Buses: hay muchos buses (en Panamá los llaman metrobuses) que pasan por allí. Lo importante es tener la tarjeta naranja para pagar (se puede adquirir el Albrook o en las estaciones de metro). Si no tenés la tarjeta, podés arreglar con algún pasajero y darle el dinero del boleto. El pasaje urbano cuesta 25 centavos de dólar.
  • Agua: dentro de las ruinas, no vi ningún puesto de venta de agua (a veces hay personas afuera en la calle). Tampoco hay muchos negocios cerca, por lo que recomiendo llevar una botellita. No sé si venden en el centro de visitantes, pero hay que tener en cuenta que dentro de la ciudadela la caminata se puede hacer larga y el calor deshidrata bastante.
  • Protector solar – lentes: aunque es una excursión urbana, el sol pega bastante fuerte, así que mejor prevenir.
  • Tiempo: para disfrutar del lugar y estar tranquilo se necesitan al menos dos horas (por supuesto que se puede ir con menos tiempo, pero hay que tener en cuenta que se camina bastante y que hace calor).

¿Visitás la ciudad de Panamá?

Visitar Panamá Viejo es una de las tantas actividades que se pueden hacer en la ciudad de Panamá. Para más información, te aconsejo ver:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *