Museo de la seda en Suzhou

Buscando el Museo de la seda en Suzhou

Si bien es famoso, pareciera que el Museo de la Seda en Suzhou es un secreto bien escondido. Encontrarlo es un poco complicado, debido a que justo al lado hay un  negocio que ofrece todo tipo de ropa de este género. Si se le pregunta a alguien dónde está el museo, lo más probable es que te dirija a ese negocio para recibir alguna comisión  (lo sospecho por la insistencia de algunos que sostenían tarjetitas de visita en sus manos).

Por eso llegamos primero al “centro comercial”. Allí, nos esperaban dos grandes salones llenos de productos confeccionados en seda. En el más grande había todo tipo de ropa  (pañuelos, camisones, vestidos y hasta camperas), mientras que en el salón más pequeño, había ropa de cama (sábanas, almohadas, acolchados) cuyos precios podían medirse por sueldos mínimos chinos (los acolchados valían unos veinte sueldos y las  sábanas unos diez).

Cerca de la entrada, pudimos ver una sala con algunas máquinas que se utilizaban -hasta no hace mucho-  para hilar la seda. También había  chicas, vestidas como operarias, que simulaban ser obreras de los años 30.

Fábrica de seda en Suzhou
Máquina de hilar seda

En estas máquinas, se sacrifica a  las  orugas -cuando ya han terminado de elaborar sus capullos y están dentro de ellos-,  mediante la utilización de vapor. Esto se hace para que, al morir,  la larva  no ensucie la futura seda. Luego, se procede a extraer el hilo, fínisimo y casi transparente, de las envolturas de los gusanos.

Capullos de seda
Capullos de seda, a punto de ser hilados por la máquina
Deshilando los capullos de la seda

 

¡Al fin llegamos! El Museo de la seda en Suzhou

Cuando llegamos al museo, vimos algo diferente, porque allí se muestra el proceso de fabricación de la seda, antes de la llegada de la era industrial. En la entrada, se exhiben trajes y telas (algunas son reproducciones de tramados originales), que permiten observar como han cambiado los diseños a lo largo de la historia de las diferentes dinastías chinas.

Museo de la seda en Suzhou
Gusanos reales que se alimentan de las hojas de morera

Luego, puede recorrerse un camino que reseña -paso a paso- el antiguo proceso de fabricación. En las paredes, hay carteles sobre las características, variedades y distintas etapas del crecimiento del gusano de seda, junto con frasquitos de especímenes en formol, colocados en repisas. Existe también un pequeño patio, donde  las orugas se alimentan “en vivo” de las plantas de morera.

Museo de la seda en Suzhou
Vaporeras para matar a los gusanos en su capullo
Museo de la seda en Suzhou
Hilando de prepo en la ruequita

Además de los elementos propios para la fabricación de la seda, el museo tiene muebles y objetos que muestran la vida de la China milenaria. No pude tomar mucha información de ellos, aunque tomé (medio de prepo, como quien dice) algunas fotos.

 
Museo de la seda en Suzhou
Una cama del Museo de la seda en Suzhou
Notas sobre el Museo de la seda en Suzhou.

Dirección: No.12 Gongyuan Road, Canglang District, Suzhou (está en el centro de la ciudad).

Horas de funcionamiento: de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

La entrada es gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *