Krabi en moto: un recorrido por la selva

Operación “Krabi en moto”

Es verdad que las playas son el atractivo principal de Krabi. Sin embargo, la ciudad y el océano están rodeados de selvas y bosques. Por eso, para adentrarnos en esa parte un poco menos turística, decidimos llevar a cabo la operación “Krabi en moto”.

Alquilar motos en Krabi es bastante sencillo, de hecho muchos alojamientos cuentan con ese servicio (y también supongo que si no lo tienen, podrán recomendar algo). Así que fuimos y le alquilamos una al hotel donde nos hospedábamos. Una belleza de dos ruedas vestida en rojo y blanco.

Krabi en moto la moto
Krabi en moto: nuestra moto por un día

La moto, como es común en esos pagos, venía sin nafta, y el dueño del hotel nos dijo que podíamos ir a cargarla  “just there”.  Sin embargo, al lado (digamos “just there”), sólo encontramos un garage con una puerta cerrada. Golpeamos y un hombre salió atendernos. No hablaba inglés, pero nos indicó con señas que había que ir enfrente. Fuimos enfrente, cruzamos, y del otro lado, golpeamos la puerta de la casa de una familia. Intentamos hablar con la señora que justo estaba cortando frutas en el patio, y nos dijo “no, no, no” enfáticamente con sus manos, mientras nos echaba fuera.

Casi medio desilusionados, y un poco desesperados de que la “operación Krabi en moto” fuera un fracaso, nos topamos con la famosa estación de servicio (que, por supuesto, siempre había estado a la vista).

Krabi en moto 2
La estación de servicio y la dueña que nos mira
Dentro de la estación, había una nena medio agazapada, que nos miraba y se reía. Se escondió varias veces, hasta que se decidió a llamar a alguien para que nos atendiera.

 

Krabi en moto 3 cargar nafta
Krabi en moto: esperando tranquilos
La encargada llegó enseguida y, en unos minutos, dejó el tanque lleno, utilizando un particular sistema de bombeo.

 

Krabi en moto cuatro
Krabi en moto: cargando nafta
Cuando todo estuvo listo, salimos al ruedo, con un mapa fotocopiado y sin ningún rumbo determinado. Primero, llegamos a una playa pequeña, con acantilados y escaleritas empinadas…

 

krabi en moto 5
Andando en moto llegamos al mar

donde nos advertían, sin eufemismos y sin reparos, que había que huir en caso de emergencia.

krabi en moto seis olas
Krabi en moto: cuidado con las crecidas de agua

Después de un rato, seguimos andando por las rutas de la selva, hasta que encontramos un puesto de alquiler de elefantes.

krabi en moto siete
Krabi en moto: los elefantes de la selva

 

krabi en moto ocho los elefantes
Un elefante llega o se va

Cuando nos detuvimos para sacar algunas fotos, una chica se nos acercó para ofrecernos el paseo. Le dijimos que no queríamos, y ahí mismo nos ofreció un show, “baby elephant, do things, very clever”. Acepté el folleto, pero sinceramente, no tenía ganas de ir a ver a un elefantito haciendo piruetas (no soy muy amiga de los animales adiestrados).

krabi en moto nueve
¡Qué bonito!

Nuevamante, arrancamos la moto, y volvimos al camino. Esta vez,  seguimos una ruta cualquiera…

krabi en moto diez
Krabi en moto: por las rutas de Tailandia

cruzamos las curvas….

krabi en moto 11
Krabi en moto: curvas y más curvas

hasta que llegamos al final mismo de asfalto y del camino.

krabi en moto 12
Krabi en moto: this is the end

 

krabi en moto 13
#Thisistheend

La operación Krabi en moto tuvo un final inesperado y sorpresivo. A falta de ruta, camino y a falta de camino, caminantes…

#thisistheend #ragnarök #hecatombe #finaldelposteo #Krabienmoto  

“Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.”
Nota: sobre el hotel donde nos alojamos en Krabi:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *