¡Feliz año, caballos!

¡Feliz año, caballos!
Hace ya varios días, terminó el año de la serpiente (¡fuera, fuera serpientes!) y empezó el año del caballo.  Esto significa comienzo de ciclo, vida nueva y mucha suerte para todos los de ese signo.

Foto de Internet: pintura de Xu Beihong

Según la tradición, los caballos deberán llevar, cada uno de los días del año lunar, una prenda roja para poder tener más suerte. Para no olvidarse, muchos chinos se atan en la muñeca izquierda una pulserita roja de tela, como la que aquí se usa para la envidia: algo rojo es algo rojo, aunque sea chiquito.

Caballos de los guerreros de terracota. Foto de Wikipedia.

La celebración
El año nuevo chino (o bien la fiesta de la primavera) es una celebración que congrega a toda la familia. La fecha es diferente cada año, ya que depende del calendario lunar, todavía vigente en China (como dato curioso, en los celulares se puede optar entre el calendario lunar y el solar). Administrativamente, esta fecha es también muy importante porque define períodos como las vacaciones y el comienzo del ciclo lectivo.

Silencio y tradiciones
El día del año nuevo, China queda casi silenciosa. Sin embargo no se trata de un silencio abrupto, sino más bien de un silencio paulatino: los días anteriores los negocios van cerrando por vacaciones y comienzan a verse menos autos y menos personas en la calle. Pero el año nuevo es especial: no hay nadie y eso parece un milagro en un lugar tan abarrotado (siempre, pero siempre hay gente por todas partes, doy fe). Sucede que la mayoría de las personas está con sus familias (muchos han viajado distancias considerables), siguiendo tradiciones como limpiar la casa, comprar y armar decoraciones especiales para año nuevo (en colores rojo y dorado), rendir respeto a sus antepasados (en general los días anteriores al año nuevo) y preparar el banquete (que tiene que ser abundante para que el año entrante sea próspero).

El banquete
Hay varias comidas típicas del banquete de año nuevo. La más representativa son los dumplings (una pasta rellena muy similar a los capelettinis, cocinada generalmente al vapor), que en año nuevo deben ser preparados, pacientemente, por todos los miembros de la familia. La preparación consiste en cortar la masa en círculos, rellenarlos y (lo más difícil), aunque demasiado fácil para la mayoría de los chinos: repulgarlos.

Otra de las comidas típicas son unos tallarines, largos pero muy largos, para garantizar la suerte y la longevidad. Otros platos suelen ser el pescado (servido entero, para la prosperidad ecómica) y distintos tipos de carne que, en ese día, adquieren un significado especial, relacionado con la suerte.

Viajar en año nuevo
Viajar a través de China durante el mes anterior al año nuevo no suele ser muy recomendable. Hay varias razones (el clima en la mayoría del continente es continental extremo y por eso las temperaturas son frías) y porque conseguir un pasaje durante esos días suele ser una misión casi imposible… misión que voy a relatar en el próximo posteo.

Nota: las fotos de esta entrada están tomadas de Wikipedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *