Cruzar por Pino Hachado: de Temuco a Zapala

Cruzar por Pino Hachado…

Cruzar por Pino Hachado puede ser un placer visual, ya que el paso está enclavado en un lugar muy bonito de la cordillera. También, dentro de la Patagonia Norte, es uno de los más frecuentados, por sus buenas condiciones de mantenimiento, aunque eso no lo salva de que cada tanto lo inhabiliten por nevadas fuertes.

Saber si está habilitado  -en el preciso momento que uno tiene que viajar- es bastante sencillo, sólo hay que ir a esta página y seleccionar el tramo Pino Hachado – Zapala. De paso, nos enteraremos del estado de la ruta en el lado argentino.

cruzar-por-pino-hachado-1
Paisaje en Pino Hachado

De Temuco a Zapala: tan cerca… tan lejos

Temuco y Zapala son dos ciudades paralelas, casi ubicadas sobre la misma latitud, una del lado de Argentina y la otra del lado de Chile.

La distancia entre ambas es de 323 km y según Google, el recorrido en auto es de unas cuatro horas. Sin embargo, el más sabio de los buscadores ignoró un pequeño detalle en su cálculo algorítmico, que la gente de de la empresa Igi Llaima conocía bastante bien: el paso por aduanas y migraciones que -minuto más- minuto menos le agrega otras cuatro horas. Así de fácil y sencillo, calculando que el día en que pasé estaban de buen humor.

cruzar-por-pino-hachado-2
Entrando a la parte argentina de Pino Hachado

Del lado de Chile

Del lado de Chile no me enteré lo que sucedía porque me quedé totalmente dormida. En un momento nos despertaron, nos hicieron bajar y nos sellaron el pasaporte. Todo muy rápido. Para amenizar la espera, le compré un pancito y un café a un vendedor ambulante, y gasté mis últimos pesos chilenos en un chocolate para regalo (hay un quiosquito detrás de migraciones)

Del lado Argentino

Cruzar por Pino Hachado tiene un lado oscuro y ese es el de la frontera Argentina, donde van arriando a los pasajeros de un lado para el otro. Primero, sellado de pasaportes, que -pese a todo- fue bastante rápido. Lo que complicó todo fueron los controles aduaneros. Primero, bajar todos los bolsos y hacer fila en un lugar (adentro de la casita). Después, como hacer fila dentro de la casita era muy fácil para llegar a la máquina visualizadora de posible tráfico de mercadería, decidieron que la fila había que hacerla afuera, pero no en cualquier afuera: el afuera donde más pegaba el vientito cordillerano. Como yo estaba última, me avivé de que me podía refugiar a la entrada de la casita para evitar la brisa. Alguien salió a indicarme que hiciera la fila y le dije que estaba ahí para evitar el fresquete. No me dijo nada.

cruzar-por-pino-hachado-4
A la sombra, el lugar de hacer la fila después de cruzar por Pino Hachado

Acto seguido, un par me siguieron. El fresquete estaba feo y encima era a la sombra. Salió alguien y nos exigió que nos pusiéramos en la fila. Nuestro clamor fue en vano. A la fila significa a la fila, repetía, mientras se fumaba su cigarrillo y lo depositaba sin cuidado en el tacho destinado especialmente para ello. Después, el trámite de abrir los bolsos que no aprobaran los requisitos fronterizos.

cruzar-por-pino-hachado-3
Puchitos

El paisaje

Ese día, había más autos que araucarias, una paciente fila esperando ingresar a Chile desde el lado argentino.

cruzar-por-pino-hachado-6
Fila de autos en el lado argentino, esperando cruzar por Pino Hachado

Servicios

  • Los que -como yo- no tengan chip de wifi de alguno de los dos países, no les funcione el roaming o el 3G no les responda,  alguna de estas antenitas les da un wifi gratis, va y viene, pero al menos conecta a twitter, whatsapp y correos electrónicos.
  • Los que fuman pueden cuidar el medioambiente y tirar los puchos en el tachito especialmente destinado a ello. Los otros residuos van en el suelo nomás.
  • El señor del café estaba del lado de Chile, pero debe haber alguno del lado argentino.
  • En el lado chileno hay TV para distraerse, horribles los programas.

Información para cruzar por Pino Hachado

Hay una sola empresa de bus que hace el recorrido entre Temuco y distintas ciudades Argentinas (cruzando por Pino Hachado), Igi LLaima. Tiene un servicio semi-cama y sale a las tres y a las ocho de la mañana de Temuco. Esta empresa también viaja a Junín y San Martín de los Andes, aunque cruza por Tromen.  El costo del pasaje es de unos 16.000 pesos chilenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *