Cortita: visita al palacio de los reyes

Algo que llama mucho la atención, caminando por Camboya, es la presencia constante de retratos de la familia real, que se pueden ver en los comercios, en las calles, en los hoteles y en otros espacios públicos.

Debido a los vaivenes del país, el actual rey pasó la mayor parte de su juventud fuera del país. Finalizada la guerra civil, algunos dudaron de la continuidad de la monarquía, pero fue restituida en 1993. En ese año, asumió el rey Sihanouk (fallecido en octubre de 2012), quien abdicó en 2004 a favor de su hijo, Norodom Sihamoni.

El palacio
Una de las visitas más tipicas  de Pnom Phen es la visita al palacio real. Llegar es muy fácil, ya que está en la zona céntrica. Está rodeado de una plaza, muy tranquila y muy vacía, y por eso algo diferente al resto de la ciudad.

Por dentro, sólo queda mirarlo y contemplar detalles (muchos de los cuales se me habrán escapado por ignorancia), ya que la arquitectura es muy bonita, con líneas de colores cálidos y cuernitos que apuntan al cielo.

Recomendación
El palacio de los reyes es un lugar considerado “sagrado” y por eso hay que respetar las vestimentas. Está prohibido llevar musculosa (la ropa debe cubrir los hombros), los pantalones o faldas deben tapar las rodillas y no se aceptan pañoletas atadas sobre los hombros. De todas maneras, si a algún turista se le escapa el detalle, en la entrada hay pequeños puestitos que venden camisetas por dos o tres dólares. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *