Conserje, conserje… ¡Se han llevado la pared!

Resulta que un día fui a Shanghai, reservé un hotel y me encontré que el baño no tenía puerta (menos mal que viajaba sola). Bueno, en realidad lo que le faltaba era una pared, ya que la ducha y el inodoro estaban separados por una mampara, que no se podía cerrar (en alguna parte leí de alguien que tenía una mampara transparente, pero mampara al fin).
El baño del hotel
Igualmente, para que el ahorro en mampara no le quitara total privacidad al baño, el arquitecto que diseño la habitación tuvo la gentileza que desde la cama sólo se pudiera ver la mampara (y no la ducha y el inodoro). A favor del hotel, rescato su limpieza.
La mampara
Vista de la cama desde la mampara del baño
Conseguir hoteles en China
Conseguir hoteles en China se puede tornar una empresa algo “complicada” en algunas ocasiones, ya que los alojamientos necesitan un permiso especial para hospedar extranjeros. En Shanghai, Beijing y otras ciudades turísticas, encontrar un hotel barato puede ser fácil (este salía unos quince dólares la noche, lo conseguí por un buscador), pero en otras ciudades se puede hacer dificultoso, como lo cuento en el posteo Conseguir hoteles baratos en China y no morir en el intento

En las afueras del hotel

 

Nota: por las dudas, el hotel se llamaba “Jing Yue Inn Jiang” y queda cerca de la zona del aeropuerto de Pudong (si hay que tomar un vuelo, conviene esa zona). Muchos hoteles de esa zona suelen tener servicios de transporte al aeropuerto a un precio bastante económico. En los buscadores está bien puntuado, aunque en las fotos en internet muestran un baño con puerta (debe ser en las habitaciones VIP) o directamente evitan mostrar el baño…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *