Consejos para viajar a Cuba (antes de que la isla cambie)

En tiempos de transición… algunos consejos para viajar a Cuba

En el último mes, viajeros de diferentes países decidieron llegar a Cuba, con ganas de visitar la isla antes de que las cosas cambien y que las cadenas de comidas rápidas proliferen tanto como los mojitos. Sin embargo, lo más probable es que los cambios se hagan de manera gradual y, en consecuencia, tarden un tiempo en ver la luz. Por eso, mientras esperamos a ver que sucede, preparé aquí algunos consejos para viajar a Cuba

consejos para viajar a cuba malecón
El malecón de La Habana, en “Consejos para viajar a Cuba, antes de que la isla cambie”

Visas

En general, las visas son fáciles de obtener, aunque es necesario tener presentes algunos requisitos. Hay que presentar billetes de entrada y salida del país, seguro de viaje y una prueba de alojamiento para el primer día.  La visa cuesta aproximadamente veinte euros y se puede tramitar en el día, aunque recomiendo verificar la información en las diferentes embajadas cubanas.

En el aeropuerto de Cancún, hay un empleado que les tramita las visas a los turistas que se olvidaron de comprarla (pasó con el manojo de visas en la mano, preguntando quién tenía y quien no). Por el apuro del viaje, no pude preguntarle como era el servicio y es difícil encontrar información confiable sobre el tema (aunque como todo, recomiendo no arriesgarse hasta último momento).

Nota: Le escribí a Cubana de Aviación y me respondieron que es posible obtener la visa directamente en el Aeropuerto de Cancún. Recomiendo tener seguro y alojamiento para el primer día.

Seguro de viaje

A partir del 2010, los extranjeros que vayan a Cuba deben contratar un seguro antes de realizar su viaje a la isla.

Llegar a Cuba: vuelos a la isla

Hay varias aerolíneas que llegan a Cuba desde Europa, entre ellas Air Europa, KLM, Air France, Iberia y Cubana de Aviación.

Desde el continente americano, se puede viajar por LAN, Aeroméxico, Copa Airlines o TAM. Para llegar desde América, la opción  más barata y más cercana es desde Cancún por medio de Cubana de Aviación.

consejos para viajar a cuba cubana
Viajando en Cubana, en “Consejos para viajar a Cuba, antes de que la isla cambie”

En el aeropuerto de La Habana

1. Salir y llegar al aeropuerto

Si llegás al aeropuerto de La Habana y tu destino es cualquier lugar de la Habana, te van a mandar -casi ordenar- tomar un taxi. En los puestos de información turística, llaman al taxi apenas terminás de preguntar,  independientemente de que estés de acuerdo o no con el viaje (que cuesta 25 dólares). Recibir algún consejo sobre el transporte público es prácticamente imposible, todas las personas que consultamos coincidieron en que la única salida era el taxi…

Sin embargo, hay otra salida, al menos para ir al centro de la Habana o a La Habana Vieja: las “máquinas colectivas”. Las máquinas colectivas son autos de los años cincuenta que realizan un recorrido fijo (también hay autos de los años cincuenta que funcionan como los taxis tradicionales y van a la dirección específica que le indican los pasajeros). En general, en cada máquina entran cinco personas.

Fuera del aeropuerto, pasa una máquina que va directamente al centro. Para encontrarla, primero hay que llegar hasta la Terminal 2 del aeropuerto (se puede ir caminando desde la Terminal 3, son tres cuadras al aire libre). Una vez en la Terminal 2, hay que caminar 100 metros hasta la avenida principal. En la avenida principal, hay que buscar la máquina que va para el centro (fuera del aeropuerto se puede encontrar alguna persona que también esté buscando hacer el mismo trayecto). Antes de tomar cualquier auto, hay que asegurarse que cobre 20-25 pesos cubanos o un dólar (equivalente a un peso cubano convertible). Hay que tener cuidado de que no cobren 25 convertibles (la mejor manera de asegurarse de que sea una máquina colectiva es que también lleve a otros pasajeros).

2. Tasa de salida del aeropuerto

Para salir del aeropuerto, hay que pagar una tasa de 25 dólares. Se paga justo antes de salir, en los puestitos habilitados en las terminales.

consejos para viajar a cuba terminal 2
Saliendo de la Terminal 2 del aeropuerto de La Habana, en “Consejos para viajar a Cuba”

 

Moneda

En Cuba, hay dos monedas: los pesos cubanos convertibles (CUC) y los pesos cubanos “tradicionales”. Los pesos convertibles son para los turistas, están uno a uno con el dólar  y sirven para pagar los servicios turísticos. Los pesos tradicionales se utilizan para pagar las compras del día a día y la tasa es de 1 dólar-25 pesos cubanos.

Los hoteles de varias estrellas, los alojamientos para extranjeros y los servicios de transporte están en pesos convertibles (y generalmente no aceptan pesos cubanos), mientras que los negocios más pequeños tienen precios en pesos cubanos y aceptan cualquier moneda.

De acuerdo a la información proporcionada por las Embajadas de Cuba en el exterior, en algunos polos turísticos como Varadero, Jardines del Rey, Norte de Holguín, Playa Santa Lucía en Camagüey, Playa Covarrubias en Las Tunas y Cayo Largo del Sur se reciben euros (esto no lo pude comprobar durante mi viaje).

consejos para viajar a cuba pesos cubanos
Veinte pesos cubanos (un dólar), en “Consejos para viajar a Cuba”
consejos para viajar a Cuba pesos convertibles
Veinte pesos cubanos convertibles (veinte dólares), en “Consejos para viajar a Cuba”

Internet

La internet en Cuba es bastante mala y de difícil acceso. Hay locutorios exclusivos para cubanos y locutorios para turistas.

En La Habana, lo más fácil es ir a un hotel de cuatro o cinco estrellas (por alguna razón elegimos el Hotel Inglaterra) y comprar una tarjeta que se puede utilizar allí mismo. Estas tarjetas son bastante costosas: mas o menos ocho dólares por media hora de internet de mala calidad. Además, muchos hoteles no tienen computadoras propias y sólo prestan servicio de Wi-fi. Los otros dos hoteles que ofrecen internet en el centro de La Habana son el Hotel Saratoga y el Hotel Nacional.

La única ventaja de ir a estos hoteles es que tienen sillones bastante cómodos y aire acondicionado, por lo que puede ser una buena excusa para pasar un mediodía caluroso en la capital de Cuba.

En Santiago de Cuba, pudimos encontrar un locutorio (muy cerca de la peatonal principal) que tenía computadoras propias (aunque para utilizarlas, había que hacer fila y esperar turno). El precio también era de unos seis dólares por media hora y la calidad, bastante mala.

Hablando con un viajero que encontramos en el camino, nos dijo que en Holguín había Wi-Fi gratis en la calle y que la señal funcionaba bastante bien, lo que resultaba difícil de creer, dado la dificultad de acceso en otros lugares. Habrá que corroborarlo porque no tuve la oportunidad de llegar hasta allí.

Timos o avivadas en la calle

Si bien La Habana es una ciudad segura, hay que tener cuidado con los timos (en general no hay “grandes timos”, sólo estafas pequeñas para llevarse alguna comisión de los turistas). En las otras ciudades de Cuba que visitamos (Varadero, Trinidad y Santiago) no nos encontramos con esta clase de personajes.

  • Te invitan a comprar habanos a “La Fábrica”, ya que justo hoy se celebra el día en que Camilo inauguró-visitó la fábrica de tabaco. En ese caso, te van a llevar a un lugar y te van a vender habanos a un precio más caro del habitual.
  • Te invitan a ver un show de “Buena Vista Social Club” que justo toca hoy o también te pueden invitar a ver un show en las locaciones de la película original. Por lo que estuve leyendo, Buena Vista toca en el Teatro Nacional y las entradas se agotan con bastante anticipación. En cambio, en estos lugares, tocan bandas bastante buenas, pero que cobran una entrada un poco cara. La señora que nos alquilaba la casa también nos dijo que aprovechaban a emborrachar a los turistas para sacarles algún morlaco.
  • La pareja de los mojitos: una pareja te invita a tomar unos mojitos y se lleva una pequeña comisión del bar por llevarles clientes.
  • Cambiar dólares: se dice que hay gente que cambia dólares en la calle y que confunde a los turistas con los pesos convertibles y con los pesos cubanos (te dan veinte pesos cubanos, que valen un dólar, diciendo que son veinte convertibles).

Los tres primeros ejemplos se encuentran prácticamente a cada paso de La Habana (por suerte cuando fuimos, ya estábamos alertados). En el centro de La Habana, se pueden caminar tres cuadras y recibir cuatro invitaciones a la fábrica de tabaco y tres al Buena Vista. Lo más fácil es decir que ya compraste habanos y que ya viste el show.

Nunca encontramos  a los que cambian dólares en la calle, pero -como siempre-  lo mejor es estar prevenidos.

La Habana consejos para viajar a cuba
Por las calles de La Habana, en “Consejos para viajar a Cuba, antes de que la isla cambie”

Consejo curioso

Uno de los consejos para viajar a Cuba más curiosos que vi está relacionado con la exportación de habanos. Si un turista compra más de 23 habanos, deberá presentar la factura oficial de compra con el sello holográfico, caso contrario le confiscan los habanos. Lo que yo me pregunto es por qué 23 (23 puede ser tan arbitrario como 10, 12 o 24), pero 10, 12 o 24 sería algo más común o más esperado para las culturas que están acostumbradas a las docenas….

De todas maneras, nadie revisó nuestro equipaje a la salida de Cuba.

Más consejos para viajar a Cuba

“Consejos para viajar a Cuba (antes de que la isla cambie)” es la primera parte de una entrega de consejos sobre Cuba. Le siguen:

¿Viajaste o vas a viajar a Cuba? ¿Estos consejos para viajar a Cuba te resultaron útiles? ¿Te gustaría saber algo más?. Si es así, podés dejar tu comentario o tu pregunta. ¡Gracias por pasar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *