Comer barato en Cuba: de paladares y puestitos

Comer barato en Cuba

Caminando por el centro de La Habana es común recibir invitaciones para comer algo en un paladar. Los paladares son restaurantes pequeños ubicados en las casas. Hay para todos los gustos y todos los estilos y hasta alguno incluso tienen estrellas en Trip-Advisor.

Los paladares para turistas suelen ofrecer menúes completos (entrada, plato principal y postre), cuyos precios rondan los  15 dólares. Además hay restaurantes que ofrecen langosta a un precio bastante módico, si tenemos en cuenta los precios internacionales de este plato. Sin embargo es posible comer barato en Cuba, por un dólar aproximadamente, aunque para ello hay que saber buscar y encontrar las opciones...

comer barato en cuba arroz
Arroz y vegetales, comida típica criolla, en “Comer barato en Cuba: de restaurantes y paladares”

Siga la pizza

Mediodía caluroso en La Habana de nuestro segundo día. Sentados en una plaza, intentando descansar un poco después de una mañana algo agitada, pensamos dónde encontrar un lugar barato para comer. Hasta ahora nos han ofrecido varios paladares, pero el menú no baja de los quince dólares por persona.  De repente, como queriendo darnos una respuesta, pasan dos cubanos que comen pizza. Segundos más tarde, pasan otros cubanos con porciones de pizza en las manos.

El razonamiento es fácil, si seguimos la “pista de la pizza local” vamos a encontrar algo. Y de hecho, a media cuadra, hay una pizzería escondida. El local es pequeño, apenas entra el horno y la chica que atiende y cocina. Las pizzas medianas cuestan unos 25 pesos cubanos (algo así como un dólar) y hay dos o tres variedades: muzzarella, muzarrella y jamón y muzzarella y tomate. No hay platos, sólo cartones improvisados y para tomar sirven vasitos de jugo de ananá (un peso cubano).

La Habana está llena de estas pequeñas pizzerías. Algunas pasan desapercibidas porque están escondidas entre ventanas o hay que subir algún primer piso, mientras que otras se encuentran bien visibles en las esquinas. La calidad de las pizzas también es variable y azarosa: pueden ser de masa chiclosa y con ketchup en lugar de salsa o pueden ser de masa un poco más crocante y salsa rica. En Trinidad, pudimos encontrar un puestito que vendía pizzas pequeñas por veinticinco centavos de dólar.

comer barato en cuba pizza en trinidad
Pizza barata de Trinidad, en “Comer barato en Cuba: de paladares y restaurantes”

Paladares al paso y restaurantes pequeños

El primer restaurante al que llegamos en Cuba nos fue recomendado por el hotel donde nos alojamos la primera noche. Quedaba apenas a unos pasos y tenía pastas y pizzas por dos dólares.

Luego, caminando y andando, fuimos descubriendo otros paladares e intentamos elegir aquellos con precios en pesos cubanos y platos de un dólar. Al igual que las pizzas, la calidad también es azarosa: te pueden tocar unos fideos pegoteados chorreados con una salsa de lata (menú de cincuenta centavos de dólar) o te puede tocar un plato excelente.

comer barato en cuba paladar a la calle
Paladar en las calles de La Habana, en “Comer barato en Cuba: de paladares y restaurante”

Los locales son pequeños y a veces son solamente ventanitas que dan a la calle. Para reconocerlos, hay que ver los precios que tienen a la vista, que -en promedio- suelen ser de veinticinco pesos cubanos. El menú suelte tener dos o tres platos: hay algunos que sólo venden tallarines (varían las salsas a las que les agregan jamón o queso). Hay otros que venden comida criolla y se van arreglando con platos del día.

La comida suele ser una porción de pollo, carne o cerdo con guarnición de arroz o “arroz congri” (mezcla de arroz con frijoles  negros). Además les pueden agregar unas rebanadas de plátano frito (no es lo mismo que la banana, porque la pulpa es amarillenta), repollo cortado en trozos pequeños y boniato (la voz caribeña para la  vieja y querida batata).

Uno de los mejores paladares que encontré, si nos enfocamos en la comida y un taxista me lo corroboró, está en el cruce las calles Obispo y Habana. Desafortunadamente pude ir solamente una vez, pero el pollo con arroz congri fue insuperable.

Nota: los paladares baratos son un poco difíciles de encontrar en la zona central de La Habana vieja (la parte donde pasea la mayoría de los turistas y donde se encuentran los restaurantes caros). Para encontrarlos, hay que salirse un poquito de esos límites. En Habana Centro, está lleno.

comer barato en cuba pizzeria
Paladar de pizzas y pasta en las calles de La Habana, en “Comer barato en Cuba: de paladares y restaurantes”

Mercados de comida

Otras de las opciones para comer barato en Cuba son los “mercados de comidas”.  En el centro de La Habana, encontramos dos por casualidad. El primero era bastante grande y tenía puestos varios. La  mayoría se dedicaba a un único producto (había varios que sólo vendían huevos), mientras que  hay otros que vendían porciones de torta o helado para comer algo al paso.

El otro mercado, una galería que se abría en una de las peatonales principales de la capital, tenía puestos que ofrecían comida hecha a menos de un dólar. Detrás, y al fondo, había otros puestos que vendían heladitos y dulces.

comer barato en cuba mercado en la habana
Mercado de comida en La Habana, en “Comer barato en Cuba: de paladares y restaurantes”

Desayunar y merendar por pocos pesitos

Para desayunar, lo mejor que se puede hacer es buscar algún paladar pequeño, de esos que están en las ventanas de las casas y comprar un sandwich típico cubano. Son de un pan muy suave y pueden estar rellenos de queso y jamón. En general, cuestan menos de cincuenta centavos de dólar (los más baratos que conseguimos estaban detrás de la terminal de colectivos de Santa Clara, a menos de diez centavos de dólar). Para acompañarlos, se puede comprar un cafecito, que viene dulce y en vasito diminuto  (el precio es de un peso cubano, no un paso convertible), aunque a los extranjeros les pueden cobrar un poco más.

En algunos puestos (no lo vi en La Habana, pero si en Santiago y Trinidad), venden licuados de mango o fruta (las afueras de Trinidad están repletas de árboles frutales).

Más información sobre Cuba

“Comer barato en Cuba: de paladares y puestitos” es la segunda entrega de la guía para viajar por Cuba. La primera es:

En los próximos días…

  • Guía para conseguir alojamientos en Cuba
  • Transportes en Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *