Alojamiento en Nicaragua: buenas experiencias en casa de huéspedes

Alojamiento en Nicaragua

En la entrada anterior, Consejos para viajar a Nicaragua, mencionaba que el alojamiento en Nicaragua estaba bastante desarrollado en las ciudades más visitadas por los turistas, donde muchas personas (sobre todo extranjeros) se dedican al alquiler de habitaciones. También los precios suelen ser bastante convenientes: se pueden encontrar habitaciones dobles privadas por 15 euros, aunque buscando un poco se pueden encontrar precios más baratos.

Los alojamientos que voy a mostrar costaron un poco más de 18 euros la noche, aunque no eran lo más económico que había en plaza. Por eso, aconsejo buscar bien porque la oferta es buena.

Noches granadinas

En Granada, nos quedamos en una casa colonial, de esas que -en lugar de una puerta delantera- tienen una especie de pórtico que da a un zaguán donde los nicas se recuestan en sus mecedoras de madera para descansar, fumarse un cigarro, leer el diario y olvidarse del dia.

Algunas de esas casas suelen dejar sus pórticos abiertos, haciendo que sus zaguanes, llenos de muebles antiguos de madera y de lino blanco, sean una continuación inesperada de las calles. Allí, donde uno esperaría un muro que separe lo público de lo privado hay simplemente una cortina invisible que trasluce trozos de vida cotidiana.

Sin embargo la casa que nos hospedó tenía sus pórticos bien cerrados, con una doble puerta de rejas. Estaba cerca del centro, pero su dirección respondía al registro informal de un pueblo chico, ya que era algo así como “media cuadra detrás de lo de Fulanito”. Después de hacer la reserva, le escribimos nuevamente a los dueños, porque esa dirección daba más miedo que certezas, a lo que nos respondieron que así se llega, que a los nombres de las calles no los conoce nadie. Y así llegamos, a media cuadra del bar, una casa azul, enfrente de un comité que recordaba la figura de Sandino.

La casa tenía varios cuartos (y pudimos elegir el que más nos gustaba porque justo no había otros huéspedes), una sala techada por la mitad, ya que la mitad interna sin techo era un patio, (digamos que en ninguna época del año se necesita un techo que lo cubra todo), cocina y lavadero. También había varios gatitos que aprovechaban una casa tan grande para hacer nuevos amigos.

El baño era compartido y las duchas, eléctricas (como en muchos lugares de América Central). Sin embargo, por el calor, daba lo mismo que la ducha fuera caliente o fría.

Prácticamente tuvimos la casa para nosotros, ya que la dueña (o la administradora), una española que vivía en Nicaragua por un programa de cooperación internacional, casi nunca estaba allí.

alojamiento en Nicaragua granada
Las mecedoras típicas de las casa nicaragüenses, en “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”
alojamiento en Nicaragua 1
El patio interior de la casa en “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”
Alojamiento en Nicaragua 2
La sala y su continuación, el patio. En “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”

Durmiendo en León

León tiene muchas ofertas de alojamiento. Así que buscando un poco, nos tentamos con una casa de huéspedes que decía que tenía pileta. No sabíamos bien con lo que nos íbamos a encontrar, hasta que llegamos al lugar: un pequeño paraíso en las afueras de la ciudad.

Llegar no fue para nada difícil, ya que sólo había que tomar un bus del centro y bajarse en el lugar indicado (era después de pasar un puente y el conductor nos indicó el lugar preciso).

Estuvimos con suerte, porque habíamos reservado la habitación más barata, pero justo estaba ocupada así que nos dieron una un poco mejor. Lamentablemente era una habitación “común y corriente” y no una de las chozas que estaban desparramadas por todo el jardín. La tarifa, además de la pileta, incluía un desayuno con varias opciones: continental, nicaragüense (gallo pinto y huevos), americano y algún otro que ya no recuerdo.

Al igual que el alojamiento en Granada, los dueños eran extranjeros, esta vez franceses que parecían dedicarse de lleno al negocio de la hotelería.  El lugar se llamaba Hostal Mariposa y dejo aquí la página de internet (al lugar lo encontramos por un sitio de reservas y como ese día andábamos con suerte, pagamos un poquito menos de lo que se publicita allí). Lo único que me queda para decir es que este sitio es muy recomendable!.

Alojamiento en Nicaragua Leon
Las chozas de León, “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”
Alojamiento en Nicaragua
La pileta de León, en “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”

Algo más sobre Nicaragua

Si querés seguir leyendo sobre Nicaragua:

Alojamiento en Nicaragua… y en otros lugares de América Central

Si vas para Panamá o Costa Rica, podés tener en cuenta los siguientes consejos sobre alojamientos:

¿Te gustó la entrada “Alojamiento en Nicaragua: dos buenas experiencias”? ¿Tenés alguna recomendación de alojamiento en el país?. Si es así, podés dejarme tu mensaje y charlamos un rato. ¡Gracias por pasar!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *